La alegría de convivir

El domingo compartíamos con vosotros la experiencia de dos jóvenes en un encuentro católico y lo que ello significaba en sus vidas, pero vimos que ambos eran catequistas. Ahora hemos querido ver el punto de vista de gente un poco mas pequeña, los que asistieron como participantes a la convivencia.

Declaración 1

Tengo quince años y me gustaría compartir la experiencia que tuve en el fin de semana en el que participé en un encuentro de JMV (Juventudes Marianas Vicencianas), un grupo de la Iglesia con el que me reúno todos los viernes y con el que disfruto mucho y estoy contento de asistir, ya que ahí encontré muy buenos amigos.
En este encuentro que menciono realizamos diferentes actividades, algunas de ellas relacionadas con Dios en nuestra vida cotidiana, otras sobre el compañerismo… Son actividades en las cuales reflexionas sobre tus cosas y te acuerdas de aquellas que has hecho de manera acertada o errónea, lo cual es de gran ayuda ya que, al reflexionar, puedes corregir las cosas malas. Además, estas dinámicas eran una buena manera para aprender, especialmente al realizarlas en equipo.
Desde mi punto de vista, si trabajas en grupo las cosas te saldrán mucho mejor y, con la fe en Dios, más aún.
En pocas palabras, un fin de semana estupendo para crecer como persona que me ha dejado con ganas de más.
 
Jóvenes en el encuentro. Fuente: JMV Pamplona

Declaración 2

Me preguntaron si quería explicar mi experiencia en las convivencias y lo que significa para mi asistir a dichos encuentros, no lo dudé ni un instante, porque considero que son momentos muy especiales y que debemos compartir con los demás.
Personalmente, me encanta ir a este tipo de eventos ya que siempre me lo paso bien, hago nuevos amigos y, además, aprendo a tratar con Jesús, pero sobre todo, intento avanzar en mi vida cristiana. Para mí, ir a las convivencias significa que Jesús nos ha dado una oportunidad de aprender más cosas sobre Él y su Padre, significa concentrarnos más en Él.
Creo que otra cosa importante que nos enseñan en este tipo de encuentros es el trabajo en equipo, pues nos separan por grupos y conocemos a otras personas con las que realizamos actividades de confianza, preparamos la Eucaristía y aprendemos a trabajar de una manera diferente, lo cual resulta enriquecedor.
Es por esto que me gusta participar en los encuentros, rodearme de gente maja en un ambiente sano con la intención de conocer más a Jesús y volver a casa con las pilas recargadas para seguir con fuerzas una temporada.
 
Jóvenes en la convivencia. Fuente: JMV Pamplona

Antes de finalizar, queremos compartir con vosotros un último testimonio del cual consideramos merece la pena disfrutar:

Todo comenzó con una invitación bastante sugerente: soñar y apostar. Claro, que no se trataba de cualquier sueño, ni de una apuesta ligera, sino de imaginar lo imposible y de apostar por Jesucristo, por su estilo de vida. O lo que es lo mismo, por seguirle y descubrirle en los demás para encontrarme. Antonio Machado escribió que “si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar”. Ese despertar suponía aceptar la invitación e implicarme.
Por eso decidí participar en un encuentro donde se reunían unos 130 adolescentes de entre 12 y 16 años, acompañados de otras 30 personas, entre jóvenes y adultos, para vivir juntos la aventura de alejarnos, durante un fin de semana, de nuestra realidad.
Cogí el autobús el viernes por la tarde después de una intensa semana de trabajo. Casi no me había dado tiempo a prepararme el saco de dormir y el bocadillo para la cena de esa noche. Pero mi ilusión era más fuerte. Lo que no sabía es que superaría todas mis expectativas.
Al llegar al lugar del encuentro los besos, abrazos y risas se mezclaban bajo la luz de las estrellas. Algunos nos conocíamos por primera vez. Otros, emocionados, recordaban la última ocasión en la que se habían visto. Y así, todos juntos, empezamos a descubrir que al soñar igual que lo hizo Jesús pensábamos en cosas emocionantes, arriesgadas, diferentes, bellas, como acoger al diferente, apreciar la ayuda de los demás, entregarse sin esperar nada a cambio o descubrir el amor infinito de un Dios que nunca se cansa de perdonarnos.
Fueron horas de contacto con la naturaleza, de comidas bajo el sol, de caminar al lado del rio o bailar a la luz de la luna. Pero sobre todo fueron horas de amistad, de compartir con otros nuestros miedos y esperanzas, de reforzar nuestro deseo de seguir a Jesús y su estilo de vida. Yo pensaba que tenía que acompañar a estos jóvenes, mostrarles una parte del camino que ya he recorrido, responder a sus preguntas.
Sin embargo, anduvimos juntos, respetando el ritmo y el paso de cada uno. Ellos me llenaron de nuevas ilusiones, me demostraron que también tienen grandes sueños, que se puede abrir el corazón ante un desconocido para que se convierta en compañero de viaje en unas horas si así lo deseamos. Me hablaron de un Jesús padre y amigo que ocupa un importante lugar en sus vidas. Me transmitieron su alegría, su valentía por seguir aquello que uno desea aunque los demás no lo entiendan.
 
Monitores en el encuentro. Fuente: JMV Pamplona
Monitores en el encuentro. Fuente: JMV Pamplona
Yo iba dispuesta a entregarles la verdadera brújula con la que llegar al corazón de Cristo. Ellos me mostraron que, incluso con dudas y a veces sin tener muy claro el norte, su sueño de alcanzar a Dios les lleva hasta Él. Porque arriesgan, viven intensamente este apasionante camino y confían.
Ahora espero con ilusión el próximo encuentro para seguir caminando hacia la cima. Allí, en lo más alto, donde puede descubrirse el horizonte y sentir el corazón latiendo de emoción ante la belleza del paisaje. Y el paisaje que nos espera es inigualable: Dios mismo escondido en cada rostro.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Experiencias, Testimonios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s