Testimonio: Taizé, el encuentro de jóvenes que ha impregnado Valencia de confianza

Como ya sabéis, hace más de un mes que concluyó el encuentro de Taizé celebrado en Valencia. Sin embargo, aún nos siguen llegando testimonios que expresan cómo fue esa experiencia y como ha calado en las personas. Por eso, os dejamos aquí uno de ellos que creemos que merece la pena compartir.

Una peregrinación de confianza, confianza con uno mismo y con todos los demás. Miles de jóvenes de diferentes países de Europa hemos demostrado que la Iglesia está viva. Basándonos en los rasgos que caracterizan a la comunidad de Taizé, los jóvenes hemos tenido la oportunidad de vivir cinco días buscando aquello del Evangelio que nos une, partiendo de nuestra sencillez.

Católicos, protestantes, ortodoxos… Jóvenes de todas las confesiones cristianas hemos elegido acabar el año en un encuentro basado en la confianza y, tal y como es Taizé, en la solidaridad y la escucha a los jóvenes. Esto lo hemos podido vivir por las calles de Valencia y por los municipios más cercanos a la ciudad, que han acogido a los jóvenes venidos de todas partes de Europa.

El trabajo que los voluntarios de cada parroquia comenzaron hace ya unos meses con la llegada de los hermanos de Taizé a Valencia ya ha acabado y ha dado, está dando y dará sus frutos. Se ha conseguido que todos los acogidos estén alojados en familias y que la confianza de esta peregrinación llegue a cada casa en un tiempo en el que parece que fiarse de los demás es imposible.

Más de 15.000 jóvenes que, con la sencillez y confianza transmitida en Valencia, hemos podido demostrar que la Iglesia está viva.

En el encuentro europeo de 2014 en Praga se anunció que para este año la ciudad escogida era Valencia. Y en ese momento comenzó la peregrinación de confianza. El sueño hecho realidad de todos los que cada año han vivido el encuentro en otras ciudades y sabían que este año sería en su ciudad. La ilusión de aquellos que, desconociendo qué es Taizé, se han atrevido a descubrir la comunidad a lo largo del año acudiendo a la misma aldea francesa o, simplemente, esperando a que llegara el día 28 de diciembre.

En Valencia han estado desde septiembre hermanos de la comunidad de Taizé y jóvenes voluntarios que se han dedicado plenamente al encuentro. Las parroquias de cada municipio de acogida, durante el tiempo de preparación, se establecieron una “meta” para que las familias se animaran a acoger a los jóvenes. Y estos, a partir del 26 de diciembre, a medida que han llegado a nuestra tierra, han sido alojados.

Desde el primer día en tierras valencianas, los jóvenes han participado en oraciones en las parroquias de acogida, oraciones en  Valencia con el resto de jóvenes, momentos de compartir experiencias, talleres para conocer vivencias y enriquecerse de otras personas y, cómo no, viajes de vuelta a los lugares de acogida, donde la alegría, los cantos y sin dejar de lado la confianza, lo han impregnado todo.

Un aire nuevo para la Iglesia que camina en Valencia, nuevas experiencias para las parroquias que han acogido y, sobre todo, cinco días inolvidables para los más de 15.000 jóvenes que han hecho posible este encuentro europeo de Taizé. Hay confianza, se ha confiado en Valencia y los jóvenes hemos demostrado que continuamos confiando en la Iglesia dispuestos a trabajar con ella.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Experiencias, Testimonios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s